Blogia
Blog sobre Deportes en Abla

TRES ABULENSES EN LAS OLIMPIADAS DE MUNICH DE 1972

       Hoy retrocedemos en el tiempo en el blog de deportes de Abla.Nuestro paisano Juan Ortiz Fernández nos cuenta una bonita historia sobre su estancia en los juegos olimpicos de Munich 72.                                    

                                  TRES ABULENSES EN LAS OLIMPIADAS DE MUNICH DE 1972

  

     Va a hacer cuarenta años que el atleta olímpico abulense Antonio Fernández Ortiz,participó,representando a España,en la prueba de atletismo de 800 metros lisos.También estuvieron,otros dos almerienses,un boxeador,Rodríguez y otro atleta,Manuel Soriano Nieto,que participó en 400 metros vallas.
Nuestro paisano Antonio,tenía una de las mejores marcas europeas del momento.Dos vueltas al estadio olímpico.Carrera definida como de medio fondo.
   Los que han practicado atletismo,saben que la velocidad se corre en los 100 m.l. y 200 m.l.A los 400 m.l. se los conoce como velocidad mantenida.El 800 m.l.,al igual que el 1500 m.l.,se las denomina,distancia de medio fondo.
En el medio fondo interviene la estrategia.
   Tendría que ser el paisano Antonio,el que nos explicara los secretos de esa carrera.
   Yo quiero que los abulenses más jóvenes,sepan que el año 1972,en el que participaba Antonio,su tío Adolfo y su primo Juan se desplazaron a Munich (Alemania) en el citröen 2CV,que poseía Adolfo y que aparece en las fotos antiguas de Abla,con Juan Fernández Delgado,que aparece "descalabrado".Espero que no se enfade Juan.
   La historia,es bueno contarla.
   Cuando pasa el tiempo,lo que permanecía secreto,se levanta y puede ser conocido por el resto de la gente.
   Yo voy a contaros algo,que muy poca gente sabe,y era el ambiente que viví allí.
   Adolfo y yo ,cruzamos España,Francia,con el 2CV y conseguimos presentarnos a las puertas de la Villa Olímpica.
   El gentío era impresionante.Naturalmente,no nos dejaban pasar.
   Yo conocía a todos los atletas españoles,pues los había seguido ese verano,en directo,por Oslo (Noruega) y Helsinki (Finlandia).
   Vi a un par de ellos,que entraban presentando sus credenciales y les pedí que avisaran a Antonio Fernández Ortiz,que lo esperaban su tío Adolfo y su primo Juan.
Al cabo de 15 ò 20 minutos,se presentó Antonio y pudimos abrazarlo.
   Yo tenía mucho interés en colarme en la Villa Olímpica y se lo comuniqué al equipo.
   Fue Mariano Haro,corredor de fondo,de 5000 y 10000 metros lisos,el que tuvo la buena idea y puso los medios,para que yo pudiera entrar.Me dijo que todos los días,los atletas de todo el mundo, salían  a entrenar a unas pistas de atletismo anexas a la Villa Olímpica,que se comunicaban con la calle.
Los atletas llevaban unas credenciales bien visibles sobre el chándal,y la policía alemana,que vigilaba la entrada y salida de los deportistas,no podía detenerlos a todos para comprobar su identidad,pues eran cientos.
   Como decía,fue Mariano Haro al que se le ocurrió prestarme un chándal rojo de la Selección Española;me lo puse y trotando con ellos,pasé al interior de la Villa Olímpica,pues entraban por decenas al mismo tiempo,en grupos.
   Una vez dentro,viví igual que un atleta internacional.Bajaba a los comedores con los demás,dormía en las habitaciones con el resto de los deportistas.Paseaba por la Villa Olímpica,que era inmensa.Para no perdernos,había unos tubos de colores que indicaban todas las direcciones.Había discotecas,tiendas,salas de juegos,hasta un mini golf.
   Me lo pasé en grande.Pero no era yo solo,el que se había colado allí.Había mucha gente como yo, y no pregunté como habían entrado.Uno me dijo que falsificó la credencial,pegando su foto a un modelo de carnet que venía en una información general.
   Había mucha policía uniformada dentro de la Villa Olímpica,pero una vez dentro,no molestban a nadie.
Sabéis que hubo una acción terrorista de un comando palestino contra los deportistas israelíes.
   Los servicios de inteligencia,servicios secretos,servicios de información o como se les quiera llamar,sabían que iba a pasar algo.Tomaron medidas,pero no fueron capaces de impedir la matanza.Tuvieron que olerse algo,pues si antes hacían la vista gorda con todos los que estábamos allí colados,unas horas antes de los atentados,nos dijeron que teníamos que irnos,que no podíamos quedarnos allí..Alguien sabía lo que iba  a pasar.Así,que por las buenas,fuimos invitados a salir de la Villa Olímpica.Éramos bastantes;recuerdo que aquella noche dormimos en una iglesia,en en la que nos acogieron,porque no había sitio donde dormir.
   La misma noche en que los colados fuimos invitados a salir se formó el tiroteo y hubo muertos.Fue una conmoción general.Yo cogí un autobús y me vine para España,esa misma mañana,siguiente a la noche de los atentados.Adolfo volvió en su citröen hasta Abla.
   Todo lo que sucedió en la Villa Olímpica de Munich se llevó al cine en una buena película.
   Aquella historia que fue llevada al cine la vivieron en primera persona el atleta abulense Antonio Fernández Ortiz e indirectamente,su primo Juan,que esto escribe.
                                 
      

            Juan Ortiz Fernández en Munich 72

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres